martes, 23 de agosto de 2016

Hallan evidencias de una quinta fuerza natural



Durante décadas, las fuerzas que estudia la física han sido solo cuatro: la gravitación, el electromagnetismo y las fuerzas nucleares: débil y fuerte. Cada una, con sus características, permiten explicar todos los fenómenos físicos en nuestro mundo. Pero eso podría estar a punto de cambiar.

Según un estudio publicado en la revista Physical Review Letters hay indicios de la existencia de una partícula subatómica desconocida que puede ser una quinta fuerza fundamental de la naturaleza.

“Si se confirma con más experimentos, el descubrimiento de una quinta fuerza cambiaría por completo nuestra comprensión del Universo, y abriría las puertas a entender cómo las varias fuerzas se unen en una sola y lo que es la materia oscura", señaló Jonathan Feng, profesor de física y autor principal del estudio citado por el diario español ABC.
Los investigadores aseguran que la existencia de una quinta fuerza de la naturaleza también puede ser la clave para comprender de qué está hecho el Universo,


La NASA libera gratis todas sus investigaciones



La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos, más conocida como NASA, acaba de facilitar el trabajo de los investigadores en temas referidos a la astronomía y estudio del espacio exterior al liberar todos los trabajos finalizados y aprobados por la agencia para que cualquier persona tenga acceso a ellos mediante internet.

Según reseña el portal de tecnología Gizmodo, a partir de ahora la NASA publicará en línea cada una de las investigaciones que se hayan hecho bajo su financiamiento y lo hará de forma gratuita en un plazo de menos de un año a partir de su aprobación.



Trabajos detallados como el estudio del agua en marte, el polvo lunar o las imágenes captadas por sondas que recorren el universo podrán ser revisados en extenso por los investigadores.

Estos estudios estarán disponibles en Pubspace, la web de la NASA destinada a la instrucción científica.

Con esto, la agencia espacial norteamericana, está cumpliendo una instructiva de la Casa Blanca que ordenó el año pasado que se mejore el acceso a las investigaciones en beneficio de todos los interesados en el planeta.

La NASA recupera el contacto con una sonda perdida durante casi dos años



Los científicos de la Agencia Aeroespacial de EE.UU. (NASA) consiguieron la noche del domingo contactar con una sonda de investigación solar que llevaba perdida casi dos años, informó la institución.

La sonda Stereo-B, diseñada para trabajar en conjunción con otra similar realizando observaciones del Sol, dejó de comunicarse con la Tierra el 1 de octubre de 2014, y durante 22 meses el equipo responsable de la misión ha estado intentando restablecer contacto.

El contacto fue establecido por el observatorio Deep Space Network, que vigila las comunicaciones de misiones espaciales.

Según la NASA, la prioridad ahora es ahora "ampliar el proceso de recuperación para evaluar la salud del observatorio, restablecer control y evaluar todos los subsistemas e instrumentos".

La comunicación con la sonda espacial se perdió después de reiniciar los sistemas de la nave para preparar una de las fases más delicadas de la misión, cuando la sonda quedaba oculta por el Sol.

El reinicio de los sistemas no se produjo de manera adecuada y la sonda quedó oculta por el Sol y, después, no se volvió a saber nada más de ella.

Los científicos tenían la dificultad añadida de localizar a la sonda sin saber en qué parte de su órbita se encontraba exactamente, mientras que algunos investigadores consideraron que un fallo en uno de los sistemas que detectan la velocidad llevó a la sonda a rotar fuera de control.

Las dos sondas Stereo estaban pensadas para realizar una misión de dos años que les llevaría a observar la actividad del Sol desde las caras opuestas que no se pueden observar desde la Tierra. (23/08/2016)

La Nasa irá hasta un asteroide en busca del origen de la vida



El invento de un aparato capaz de revelar el origen de la vida en nuestro Sistema Solar comenzó con un simple vasito de plástico desechable.

Y el mes próximo, un aparato inspirado en un vaso descartable viajará al espacio a bordo de la primera misión robótica de Estados Unidos rumbo a un asteroide, con el objetivo de recoger polvo estelar de miles de millones de años.

Esta misión de la Nasa se llama OSIRIS-REx y supone un costo de 800 millones de dólares.

La nave espacial no tripulada viajará con destino a un asteroide cercano a la Tierra llamado Bennu, para recolectar polvo espacial que podría revelar cómo material necesario para crear vida -como carbón y hielo- llegaron a nuestro planeta.

"Estamos en busca de muestras que daten del nacimiento de nuestro sistema solar”, dijo Dante Lauretta, el principal investigador de OSIRIS-REx junto con la Universidad de Arizona, en Tucson.

La nave, que pesa 2.087 kilos y tiene el tamaño de un vehículo SUV, será lanzada el 8 de septiembre abordo de un cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral, Florida. Recién en 2023 retornará a Tierra con su tesoro de polvo espacial.

¿Esparcir o recoger el polvo?
La nave no aterrizará sobre el asteroide, sino que chocará levemente contra él durante algunos segundos para recoger el polvo que será estudiado en la Tierra. Pero el gran desafío de la misión es la gravedad cero. Ante su ausencia, el dispositivo podría esparcir el polvo en lugar de recolectarlo.

Este problema motivó hace años al ingeniero Jim Harris, de Lockheed Martin, a practicar una técnica de aspiración revertida en la entrada de su casa.

Colocó un vaso de plástico descartable boca abajo en el suelo, con agujeros estratégicamente ubicados. Luego utilizó un compresor de aire para soplar a través de la base del vaso.

La suciedad salió a través de los hoyos en el vaso y fue recolectada en un contenedor externo. Harris llamó a su invento Tagsam.

"En los últimos 10 años se ha recorrido un largo camino, desde un vaso descartable en la entrada de una casa a lo que vemos ahora”, dijo Rich Kuhns, director del programa OSIRIS-REx, de la Lockheed Martin Space Systems en Denver.

Superar una misión de Japón
Tagsam tiene el objetivo de volver a la Tierra con más material que el recolectado en una misión similar de la agencia japonesa de exploración espacial en 2003. La misión Hayabusa enfrentó algunas dificultades e incluso hizo un aterrizaje forzoso en la superficie de su objetivo, pero logró regresar con poco menos de un miligramo de material del asteroide Itokawa en 2010.

La nave de la Nasa está diseñada para colectar al menos 60 gramos, pero las pruebas indican que tiene un promedio de 300 gramos de recolección.

La muestra de polvo será tomada recién en julio de 2020 para que la nave tenga tiempo de estudiar de cerca al asteroide y que los científicos elijan la mejor región para la recolección, explica Gordon Johnston, encargado del programa OSIRIS-REx en la sede de la Nasa.

"Nos acercaremos a Bennu, lo mapearemos, lo orbitaremos, lo estudiaremos y elegiremos el lugar más seguro y más interesante científicamente para recoger una muestra antes de ingresar e intentar tomar la muestra”, dijo Johnston.

El origen de la vida
"Tres cuartos de la muestra serán apartados para futuros investigadores, para buscar respuestas a las interrogantes científicas que aún siquiera nos hemos planteado”, indicó.

La Nasa también prometió un 4% de la muestra a su mayor aliado en este esfuerzo, Canadá, y 0,5% a Japón. La Nasa basó gran parte del diseño del OSIRIS-REx en su misión Stardust de 1999, la cual regresó a Tierra con material cósmico de la cola de un cometa distante.

"Stardust nos dijo mucho de los cometas, que se forman en la parte externa del Sistema Solar”, comentó Lauretta.

La agencia espacial escogió Bennu de entre medio millón de asteroides conocidos en el Sistema Solar porque tiene el tamaño adecuado, es fácil de llegar y contiene polvo cósmico rico en carbón de billones de años atrás, explicó Christina Richey, científica adjunta del programa OSIRIS-REx.

"Estamos hablando del inicio, de la formación de nuestro Sistema Solar. Tal vez de los precursores de la vida en la Tierra o en otro lugar”, observó la experta.

La roca espacial es más alta que la torre Eiffel y pasa cerca de la Tierra cada seis años, orbitando al Sol casi a la misma distancia que la Tierra. "Bennu es el asteroide más estudiado, pero aún no ha sido visitado por una nave”, estimó Richey.

viernes, 19 de agosto de 2016

Astronautas de EEUU salen al espacio para instalar nuevo atracadero



Ante la prevista llegada de más naves privadas a la Estación Espacial Internacional (ISS) en los próximos años, dos astronautas estadounidenses iniciaron este viernes una salida al espacio para instalar un estacionamiento especial que les permita atracar.

La salida comenzó a las 8.04 (12.04 GMT) cuando Jeff Williams y Kate Rubins conectaron sus trajes espaciales a sus baterías internas.

Poco después salieron del laboratorio orbital para comenzar a instalar un adaptador de amarre internacional, traído por el la nave de carga SpaceX Dragon el mes pasado.

La NASA describe al equipamiento como "una metafórica salida al futuro" que permitirá a una nueva generación de aparatos estadounidense -la primera desde que finalizó el programa de transporte espacial en 2011- llevar astronautas a la ISS.

El adaptador de amarre será el primero de los dos con que contará la estación. La instalación del segundo se prevé para 2018.

El director de operaciones integradas de la ISS, Kenneth Todd, calificó la instalación del viernes como "un importante mojón en el camino hacia el establecimiento de capacidad comercial" de la estación.

Construido por Boeing, el adaptador es una especie de anillo de 1,6 metros de largo por un metro de ancho, que servirá principalmente para el estacionamiento del Boeing's CST-100 Starliner y SpaceX's Crew Dragon, dos naves espaciales actualmente en construcción, que llevarán a los astronautas a la ISS.

El amarradero es más sofisticado que el equipo anterior manejado por los astronautas, ya que permitirá el estacionamiento automático de las naves.

También tendrá conexiones que permitirán a la ISS compartir energía e información con la nave. (19-08-2016)

jueves, 18 de agosto de 2016

Hallan quinta fuerza de la naturaleza



Recientes hallazgos realizados por físicos teóricos de la Universidad de California en Irvine indican el posible descubrimiento de una partícula subatómica previamente desconocida que, además, pueden ser evidencia de una quinta fuerza fundamental de la naturaleza.

Según explicaron los autores en el artículo, publicado en 'Physical Review Letters', se trata de un hallazgo "revolucionario" porque una quinta fuerza podría "cambiar completamente la comprensión del Universo", con consecuencias para "la unificación de las fuerzas y la materia oscura".

Publican miles de fotos de Marte



La Agencia Espacial de los Estados Unidos ha puesto a disposición del público miles de fotografías del planeta rojo, de alta resolución, tomadas por el Mars Reconnaissance Orbiter, que gira alrededor de Marte desde el 2005.

La cantidad de fotografías disponible se cuentan en miles y permiten que el público se familiarice con los cráteres del planeta rojo, los sitios de impacto más estudiados, las dunas, montañas, los cascos polares entre otras características. Alfred McEwen, director del Planetary Image Research Laboratory, dice que el satélite fue capaz de tomar toneladas de imágenes y mandarlas.