jueves, 30 de octubre de 2014

El cohete Antares que explotó tenía motores de origen ruso



La propulsión del cohete Antares que explotó el martes pocos segundos después de su lanzamiento es efectuada por motores derivados de una tecnología soviética que data de los años 60, precisó su constructor estadounidense Aerojet Rocketdyne.

“Este motor, llamado AJ-26, conocido inicialmente como NK-33, fue concebido para el lanzamiento del cohete ruso N1 para misiones habitadas a la Luna”, señala en su sitio de internet la empresa con sede en Sacramento (California, oeste de Estados Unidos).

El martes, el cohete que llevaba suministros y experimentos se había elevado muy poco tras su lanzamiento en Virginia (este de EEUU), cuando súbitamente se incendió, explotó y cayó a tierra provocando una gigantesca nube. No había pasajeros ni hubo heridos en tierra, pero sí grandes pérdidas materiales.

El sistema de dos motores AJ26 ofrece al Antares “mejores rendimientos y a costos inferiores que los otros motores de cohetes de igual capacidad”, agrega la firma, que adquirió la licencia de producción de estos motores en Estados Unidos en los años 90.

En el origen, el motor fue ideado por la empresa rusa JSC Kuznetsov, ubicada en las cercanías de Moscú y conocida por sus turbinas a gas. Aerojet Rocketdyne asegura haber modernizado por completo, tanto el motor como todos sus accesorios desde 1993.

Según Orbital Science, la empresa privada contratada por la NASA para lanzar el cohete con una cápsula no tripulada para abastecer a la Estación Espacial Internacional (ISS), la Unión Soviética gastó en la época el equivalente a 1.300 millones de dólares en diez años en el desarrollo de este motor. En total fueron fabricados alrededor de 200, sin que hayan sido nunca utilizados.

“En los años 60, los soviéticos tenían problemas con este motor y dejaron de fabricarlo”, explicó a la agencia AFP, Marco Cáceres, uno de los expertos en el sector espacial del Teal Group. La NASA probó el AJ-26, que quema kerosene y oxígeno, en su centro de ensayo de Stennis (Mississippi, sur), donde en mayo pasado uno de estos motores explotó durante una prueba.

Por el momento, la agencia espacial se niega a establecer un vínculo entre este accidente y la explosión de Antares, unos segundos después de su lanzamiento desde la base espacial de Wallops, en la costa de Virginia (este). Los cuatro vuelos precedentes de Antares se desarrollaron sin problema alguno, según reportes de la empresa.


miércoles, 29 de octubre de 2014

Impresionante: a Júpiter le sale un "ojo" de 15.000 km de diámetro

El telescopio espacial Hubble de la NASA ha captado una extraordinaria imagen de Júpiter en la que el planeta gigante, el más grande de nuestro Sistema Solar, parece mirar a la cámara con un solo ojo de cíclope.
El fenómeno tiene una explicación. El pasado abril, el Hubble observaba la gran mancha roja del planeta, una tormenta circular anticiclónica más grande que la Tierra en la que los vientos alcanzan velocidades de cientos de km por hora, cuando la sombra de Ganímenes, luna de Júpiter, se extendió por el centro de la tormenta.
Esto dio al planeta gigante la apariencia misteriosa de ser un cíclope, con un enorme ojo de 15.000 km de diámetro.
La fotografía ha sido escogida como imagen del día para la NASA.

Explota cohete en estación de NASA

Un cohete Antares de la firma privada Orbital Sciences Corporation, con más de dos toneladas de carga para la Estación Espacial Internacional, explotó ayer poco después de su lanzamiento desde las instalaciones de la NASA en la Isla Wallops, en Virginia.
"Orbital Science Corporation está evaluando el estado de la misión” de carga de este vehículo no tripulado, informó la NASA, que precisó que no hay indicios de que haya habido víctimas. La agencia espacial estadounidense (NASA) informó de que la explosión se produjo seis segundos después del lanzamiento del cohete, que quedó en llamas, por causas aún por determinar. El equipo de Orbital Sciences está ejecutando sus procedimientos de contingencia, asegurando los datos, incluidos todos los de telemetría del vehículo de lanzamiento de Antares y la nave espacial Cygnus.
El cohete Antares llevaba la cápsula Cygnus cargada con más de 2 toneladas de material de reabastecimiento para los tripulantes del complejo espacial y experimentos. Esta era la cuarta misión de Cygnus, incluyendo el vuelo de prueba que hizo en 2013, y el primer lanzamiento nocturno del cohete Antares. El lanzamiento estaba previsto para el lunes pero fue suspendido.

martes, 28 de octubre de 2014

Video Cohete Antares de la Nasa explota durante lanzamiento

El cohete Antares de la Nasa, explotó durante esta tarde a segundos de ser lanzado desde la Isla Wallops, en Virginia, Estados Unidos. El despegue de la nave estaba siendo transmitido en vivo por el organismo estadounidense cuando se produjo la emergencia.
ADVERTISEMENT

La nave no llevaba tripulación, y transporta una carga de 2,3 toneladas a la Estación Espacial Internacional. Alrededor de 700 kilos se encontraban destinados a experimentos científicos.

"Orbital Science Corporation está evaluando el estado de la misión", informó la NASA, que precisó que no hay indicios de que haya personas en peligro.

Inicialmente el lanzamiento del cohete se realizaría durante la jornada de ayer, pero fue aplazado diez minutos antes de la hora prevista para el despegue, debido a la presencia de un barco al interior del perímetro de seguridad del lanzamiento, en el océano Atlántico, indicó la Nasa.

La carga del cohete sería utilizada para investigar sobre la irrigación del cerebro y del corazón cuando no existe gravedad, y debería permitir atenuar los dolores de cabeza que padecen los astronautas de la ISS, indicó la Nasa. Los resultados de esta experiencia podrían también tener efectos sobre el tratamiento de enfermedades neurológicas como el Alzheimer.

En tanto, Orbital Science Corporation, empresa a cargo de la nave, dijo en su cuenta de Twitter que "ha habido una anomalía en el vehículo. Vamos a actualizar tan pronto como nos sea posible".


domingo, 26 de octubre de 2014

Marte, un viaje todavía sin retorno con riesgo de muerte

La llegada del hombre a Marte apunta al siguiente "gran paso” en la exploración espacial pero pese a los proyectos en marcha, con compañías como Mars One, un estudio revela que la tecnología actual no está preparada y la tripulación moriría en los primeros 68 días de un viaje que dura más de 6 meses.
Las plantas que están previstas que lleven los colonos para alimentarse "producirían un exceso de oxígeno y eso llevaría a la asfixia de la tripulación”, explicó Sydney Do, doctorando del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en la ciudad de Boston.
Do analizó junto con otros cuatro compañeros el proyecto de Mars One que propone establecer un asentamiento humano a partir de 2024, para el que ya ha empezado a seleccionar candidatos en un proceso que tiene previsto emitir en un programa de telerrealidad.
Los estudiantes, miembros del grupo de investigación de ingeniería estratégica del MIT, llegaron a esta conclusión tras haber analizado los datos científicos disponibles sobre la colonización de Marte, que según el cronograma disponible en su web contará con una avanzada de misiones no tripuladas a partir del año 2018.
Este equipo lleva más de una década realizando investigaciones sobre los planes de misiones espaciales y colaboró con la NASA cuando la agencia espacial estadounidense se planteó a principios de este siglo volver con una misión a la Luna y construir una base permanente, proyecto que no salió adelante.
¿Una misión viable?
Ante las opiniones a favor y en contra en la comunidad científica sobre este proyecto privado, los investigadores quisieron analizar por sí mismos y sin prejuicios o falsos conceptos si la misión es viable o no, tal y como la plantea la compañía.
"Habíamos observado que había parte de la comunidad que la apoya y gente que está en contra, así que queríamos dar una respuesta” explica Do que asegura que "nos adentramos con la mente bien abierta porque queríamos que los números nos contaran esta gran historia”.
Aunque contactaron con la empresa cuando comenzaron con la investigación para ver si estarían dispuestos a compartir algunos datos, la compañía no contestó y el estudio se basa en las premisas científicas incluidas en la página de internet, que tomaron literalmente.
"Una es que la tecnología es muy similar a la que está a bordo de la Estación Espacial Internacional y la otra es que no es necesaria nueva tecnología”, explica Do, que indicó que teniendo en cuenta esas dos premisas utilizaron los datos de los manuales públicos de la NASA y del laboratorio espacial en cuestión.
Los datos indican que la acumulación de oxígeno podría, además de provocar la asfixia de los tripulantes, aumentar el riesgo de incendio de la cabina.

Para evitarlo, Do explica que las plantas deberían ir en otro módulo aislado. (EFE)

Misión a Marte
Mars One Fundada por el emprendedor holandés Bas Lansdorp y el físico Arno Wielders, pretende enviar en 2024 un primer equipo de cuatro voluntarios que no regresarán a la Tierra, algo que los investigadores consideran que, a la larga, añade costos a la misión.
Colonia En un apartado independiente sobre el establecimiento de la colonia, indica que si se lograra, después de 130 meses, los recambios para hacer reparaciones supondrían el 62% de la masa de la carga enviada desde la Tierra.
Suministros En este escenario habría que continuar enviado suministros para los colonos, que a la vez desarrollarían otras necesidades.

miércoles, 22 de octubre de 2014

La NASA detecta hielo en uno de los cráteres de Mercurio

Suena descabellado, pero es cierto. Nuevas imágenes de Mercurio muestran hielo acumulado dentro de los cráteres del polo norte de este planeta, publicó ayer Notimex.

Muchos pensarían que por ser Mercurio el planeta más cercano al Sol, con temperaturas de más de 400 grados centígrados, sería imposible encontrar hielo en él. Pero la evidencia fotográfica de la NASA fue publicada en la revista Geology.

Estas imágenes ayudarán a los científicos a entender cómo el agua llegó a los otros planetas del Sistema Solar y también proporcionarán una idea de cuándo quedaron atrapados los hielos y cuál fue su evolución.

La única forma de hielo que sobrevive en Mercurio se halla en la sombra, por lo que es difícil detectarlo. Para ello, los astrónomos examinaron la luz dispersada en su mayor cráter, Prokofiev, para conocer si había hielo en su interior.

Hace dos décadas, imágenes de radar capturadas desde la Tierra revelaron los depósitos polares de Mercurio y los científicos sugirieron que consistían en hielo, hipótesis que fue confirmada por la sonda Messenger de la NASA. La cámara obtuvo imágenes de las superficies aprovechando los niveles muy bajos de luz dispersada por las paredes iluminadas del cráter.

lunes, 13 de octubre de 2014

¿Cómo, cuándo y por qué se produce un eclipse?

Cuando el Sol, la Tierra y la Luna se encuentran en una línea recta ocurre lo que se llama un eclipse. Y si durante el eclipse el Sol y la Luna pueden observarse al mismo tiempo está ocurriendo un fenómeno llamado selenelion.

Hace algunos días en diferentes partes del mundo se pudo observar este espectáculo que permitió ver la Luna de color rojo justo antes de la puesta del sol.

¿Por qué ocurre?
Los expertos explican que el selenelion se debe a que, aunque la Luna está en la sombra de la Tierra, el Sol y el satélite eclipsado pueden ser vistos al mismo tiempo debido a que la refracción de la luz a través de la atmósfera de nuestro planeta hace que cada uno de ellos aparezca en el cielo en su verdadera posición geométrica.

Y es que, durante un eclipse lunar, el Sol y la Luna estarán exactamente a 180 grados de distancia en el cielo, de ahí que se vean en una alineación horizontal perfecta.

Un eclipse dura aproximadamente una hora y el momento de la alineación, que permitirá ver la Luna de color rojo, durará entre dos y nueve minutos. La Luna ingresa en la sombra producida por la Tierra y, a medida que se mueve, deja de recibir luz del Sol directamente. Es decir, su color original, que es blanco, pasa a rojo porque, en ese momento, recibe una luz dispersa de la atmósfera terrestre que hace que se vea así.