viernes, 19 de mayo de 2017

Descubren una supertierra en el espacio de estrella enana


Un equipo internacional ha descubierto un planeta con una masa entre dos y tres veces la de la Tierra en la zona de habitabilidad de su estrella, una enana roja que se encuentra entre las cien más próximas al Sol.

El hallazgo ha sido realizado con la técnica de velocidad radial, señaló en un comunicado el Instituto de Astrofísica de Canarias -archipiélago español en el Atlántico- (IAC) y recordó que sólo se conocen unas decenas de sistemas planetarios de este tipo. Hace apenas 25 años no se conocían más planetas que los del Sistema Solar y ahora se sabe que hay más de 3.500 exoplanetas poblando el Cosmos, añade la nota.

Con este método, el estudio liderado por los investigadores Alejandro Suárez Mascareño (IAC-Observatorio de Ginebra), y Jonay Isaí González y Rafael Rebolo, también del IAC, supuso el descubrimiento de un planeta con una masa entre dos y tres veces la terrestre que podría ser rocoso.

Esta es la sexta supertierra más cercana a nuestro Sistema Solar en la zona de habitabilidad de su estrella, una enana roja que se encuentra entre las 100 estrellas más próximas al Sol, según el estudio, que publica Astronomy & Astrophysics.

El planeta es especialmente interesante por su cercanía, indicó el IAC, pues aunque la enanas rojas con las más comunes del Universo y pueden albergar otras tierras, apenas se conocen unos centenares de planetas alrededor de ellas.

La mayoría se descubren en estrellas muy lejanas con la técnica de tránsitos, un pequeño eclipse que produce un planeta al pasar por delante del disco estelar. En cambio, solo unas pocas decenas de planetas rocosos se han descubierto por la técnica de velocidad radial en estrellas cercanas y muy pocos se encuentran en la zona de habitabilidad.

jueves, 4 de mayo de 2017

La sonda Cassini descubre un "gran vacío" entre Saturno y sus anillos y abre el misterio

El descubrimiento ha dejado perplejos y asombrados a los científicos: el espacio que hay entre el planeta Saturno y sus anillos parece estar "relativamente libre de polvo", según las últimas observaciones de la sonda Cassini.
"La región entre los anillos y Saturno es aparentemente ´el gran vacío´", afirmó el director del proyecto Cassini, Earl Maize. Y agregó: “Cassini seguirá el curso, mientras que los científicos trabajan en el misterio de por qué el nivel de polvo es mucho menor de lo esperado”.


El descubrimiento astronómico se hizo a partir de los datos recopilados el pasado 26 de abril por Cassini durante su primera e histórica inmersión entre Saturno y sus anillos.
"Fue un poco desorientador, no estábamos escuchando lo que esperábamos escuchar", dijo William Kurth, líder del equipo de RPWS en la Universidad de Iowa. "He escuchado nuestros datos de la primera inmersión varias veces y, probablemente, puedo contar con mis manos el número de partículas de polvo que oigo".

El RPWS (Cassini´s Radio and Plasma Wave Science) es uno de los instrumentos científicos con sensores incorporados en la antena. Cuando sus datos se convierten en audio, las partículas de polvo con las que chocan suenan como estallidos, sonido que los científicos esperaban oír. En su lugar, escucharon silbidos y chirridos.

Un ejemplo de esos estallidos ocurrió el 18 de diciembre de 2016, cuando la sonda espacial atravesó el polvoriento anillo Janus-Epimetheus (Ver ilustración). Fue durante la "253 órbita de Saturno de Cassini, conocida como REV 253".


De constatarse este nuevo hallazgo, como precisó la agencia internacional DPA, podría permitir a la sonda espacial realizar alguna de sus próximas 21 inmersiones entre el planeta y los anillos -cuatro de ellas pasarán por las franjas más internas de los anillos- sin utilizar su antena como escudo para protegerse de las partículas de polvo. Y, por lo tanto, no perdería contacto con la base espacial en la Tierra.
El próximo 15 de septiembre, cuando se consuma el gran final, la sonda se sumergirá por última vez entre los anillos del planeta y se estrellará, controladamente, contra él.

Cuatro días antes realizará su último vuelo, bautizado como el"beso de despedida", el cual orientará la nave hacia su desintegración en la atmósfera de Saturno. De esta manera, quieren evitar que termine chocando con Titán o con Encélado, el sexto satélite más grande Saturno, donde en 2014 se han descubierto potencial vida microbiana.

"Cassini-Huygens", la cual no está tripulada, fue lanzada en 1997 y ha orbitado alrededor de Saturno desde 2004. La nave fue lanzada por un cohete Titán 4B y, con un peso de 5.670 kilogramos, viajó más de 3.500 millones de kilómetros.

La semana pasada, retomó contacto tras sobrevivir a unapeligrosa travesía sin precedentes entre Saturo y sus anillos, que ha dejado sin aliento. Los anillos están compuestos por innumerables partículas de hielo, cualquiera de las cuáles hubiera podido dañar la sonda.

Para ello se protegió con su gran antena que le sirvió como escudo, a costa de interrumpir sus comunicaciones. Pudo tomar fotografías con sus 12 instrumentos. Así, Cassini surcó el cielo 3.100 kilómetros por encima de las nubes de Saturno, en la mayor aproximación jamás lograda.

Como dijo días atrás la ingeniera Jo Pitesky, después de 13 años de órbitas de la sonda, “Saturno sigue sorprendiéndonos”.

miércoles, 3 de mayo de 2017

NASA: todo listo para llevar humanos a Marte


Después de que el hombre llegara por primera vez a la Luna, en 1969, la humanidad dejó de viajar y se ‘encerró’ en la Tierra. Quizás por eso, el 21 de marzo, el presidente Donald Trump le pidió a la agencia espacial estadounidense (NASA) que apure los planes para enviar humanos a Marte y una semana después científicos publicaron el plan detallado de la misión roja.

Pese al recorte en el presupuesto para la conquista espacial, según William Gerstenmaier, responsable de la Dirección de Operaciones y Exploración Humana de la NASA, se tiene fijado llegar al cuarto planeta del sistema solar en la década de los 30 y el proyecto cuenta con cinco fases.

Un viaje con escala
El proceso, que se inicia con el establecimiento de una pequeña estación en la órbita lunar, llamada Deep Space Gateway (DSG, Portal de Espacio Profundo según sus siglas en inglés), que servirá como apoyo a las misiones lunares de la NASA y otras agencias, y como escala en el viaje hacia Marte.

Los astronautas volarán hasta la DSG en la nave Orión, pero allí tendrán que hacer transbordo a la línea marciana, que estará operada por una nave más grande y capaz: el Deep Space Transport (DST, Transporte de Espacio por sus siglás en inglés), un tubo de 41 toneladas que servirá como lanzadera reutilizable para los trayectos Luna-Marte y Marte-Luna, según el portal Futurism.

La fase cero, que es el momento actual, tiene por objetivo desarrollar la tecnología necesaria y probarlas en la Estación Espacial Internacional, además de estudiar el aprovechamiento de recursos lunares para las futuras misiones.
La etapa uno contempla, entre 2018 a 2025, el lanzamiento de seis misiones que sostendrán la construcción de la DSG.

En 2027 la fase dos lanzará el DST a la DSG. Como ensayo general antes de la travesía hacia Marte, cuatro astronautas permanecerán en órbita lunar durante 400 días en la nave.
A partir de 2030, en la tercera fase, nuevas misiones abastecerán a la DSG y al DST y transportarán a este último a cuatro astronautas, los tripulantes del primer viaje a Marte. La misión durará tres años y no incluirá el aterrizaje, solo aproximación.

La última fase está prevista para después de 2033, cuando se llevará a cabo misiones tripuladas a la superficie de Marte y el establecimiento de una base marciana.

Telescopio VISTA atraviesa velo polvoriento de la Pequeña Nube de Magallanes



El telescopio de rastreo infrarrojo VISTA, instalado en el Observatorio Paranal, en Chile, ha logrado atravesar las nubes de polvo estelar de la Pequeña Nube de Magallanes, situada a 200.000 años luz de la Tierra, y captar una imagen sin precedentes de esta galaxia enana totalmente inundada con millones de estrellas.

Según precisa un comunicado difundido hoy por el Observatorio Austral Europeo (ESO) desde su central en la localidad alemana de Garching, la mayoría de las estrellas de la Pequeña Nube de Magallanes (SMC, por sus siglas en inglés), si se compara con las galaxias vecinas de mayor tamaño, se han formado más recientemente.

Así lo revela el sondeo VMC (VISTA Survey of the Magellanic Clouds), centrado en cartografiar la historia de la formación estelar y la estructura tridimensional de la SMC y de su gemela mayor, la Gran Nube de Magallanes (LMC).

Esta nueva imagen infrarroja, que con 1,6 gigapíxeles (43.223 x 38.236 píxeles) es la más grande obtenida de la SMC, incluye precisamente miles de galaxias de fondo y varios cúmulos estelares brillantes, como el 47 Tucanae, a la derecha de la fotografía, que se encuentra aún más cerca de la Tierra.

La relativa proximidad a la Tierra de la SMC y la LMC, siendo dos de nuestras galaxias vecinas más cercanas, las convierte en candidatas ideales para estudiar cómo se forman y evolucionan las estrellas, aunque uno de los obstáculos para la obtención de observaciones claras es el polvo interestelar, explica la ESO.

Las enormes nubes de estos diminutos granos dispersan y absorben la radiación emitida por las estrellas, lo que se conoce como extinción producida por el polvo.

SMC, en el hemisferio sur del cielo, está llena de polvo y la luz visible emitida por sus estrellas sufre una extinción significativa, pero las capacidades infrarrojas de VISTA han permitido a los astrónomos ver con más claridad que nunca la miríada de estrellas que hay en esta galaxia vecina.

Esta nueva imagen captada por VISTA fue analizada por un equipo internacional dirigido por Stefano Rubele, de la Universidad de Padua, y los resultados de su estudio, presentados en un artículo científico en la revista "Monthly Notices of the Royal Astronomical Society". (03/05/2017)

viernes, 28 de abril de 2017

China el tercer país en reabastecer con combustible en el espacio


El carguero espacial chino "Tianzhou-1", lanzado el pasado 20 de abril, logró por vez primera reabastecer con combustible el laboratorio orbital "Tiangong-2", una prueba importante para que China establezca una futura estación permanente en el cosmos.

China se convirtió así en el tercer país del mundo, tras Rusia y Estados Unidos, capaz de este tipo de maniobras de carga de combustible en el espacio, destacó la agencia oficial Xinhua.

La operación tardó cinco días y se completó, después de que el "Tianzhou-1" se acoplara al laboratorio espacial el pasado sábado, 22 de abril.

En la actual misión, el carguero espacial volverá a desprenderse del "Tiangong-2" para volver a acoplarse desde un ángulo diferente en el mes de junio y probar de nuevo el repostaje, todo con el objetivo de entrenar el programa espacial chino para la futura estación espacial permanente.

Tal estación, culminación de un programa de vuelos tripulados que China ideó ya en 1992 (aunque los primeros astronautas del país viajaron al cosmos en 2003) se pondrá en órbita alrededor del año 2022, y podría eventualmente convertirse en la única del ser humano en el cosmos, dado que la Estación Espacial Internacional se "jubila" en 2024.

martes, 25 de abril de 2017

“Supertierra”, candidato ideal para buscar signos de vida


Un exoplaneta descubierto recientemente orbitando alrededor de una estrella a 40 años luz de la Tierra sería el candidato ideal para centrar la búsqueda de signos de vida más allá del sistema solar, informó el Observatorio Europeo Austral (ESO).

Entre miles de exoplanetas, cuerpos celestes que orbitan fuera del sistema solar, el denominado "supertierra” (LHS 1140b) es considerado uno de los más interesantes de los descubiertos en la última década, según los astrónomos que participaron en la investigación.

La "supertierra” es "el objetivo perfecto para llevar a cabo una de las misiones más grandes de la ciencia: buscar evidencias de vida más allá de la Tierra”, señaló Jason Dittmann, investigador del Centro de Astrofísica Harvard-Smithosonian (Cambridge, EEUU).

La "supertierra” es más grande que la Tierra y es probable que haya conservado la mayor parte de su atmósfera. Además, orbita alrededor de una estrella enana roja -más pequeña y fría que el Sol- con condiciones particulares que agigantan su potencial como elemento de búsqueda de vida fuera del sistema solar.

El hallazgo se produjo cuando los científicos lograron detectar cambios en la luz que se da cuando el exoplaneta pasa delante de la estrella. Posteriormente, se realizó un seguimiento con el instrumento HARPS (un buscador de planetas de alta precisión) de ESO, parte del observatorio La Silla, ubicado en el norte de Chile.

La investigación, que reúne a un equipo multinacional, estima que el planeta tiene al menos 5.000 millones de años y un diámetro 1,4 veces más grande que el de la Tierra, pero con una densidad mucho más alta que la de nuestro planeta.

El siguiente paso es hacer una observación con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA para determinar exactamente cuánta radiación de alta energía cae sobre el exoplaneta con el fin de "delimitar su capacidad para albergar vida”. (AFP)

lunes, 24 de abril de 2017

Peggy Whitson bate récord de tiempo en el espacio

La astronauta completa 535 días de fuera de la Tierra, superando cualquier expectativa. Hasta ahora el máximo récord lo tiene el ruso Gennady Padalkac on 879 días fuera del planeta


La comandante de la Estación Espacial Internacional (EEI), la estadounidense Peggy Whitson, batió el récord de permanencia en el espacio para un astronauta de EE.UU., con un total de 535 días fuera de la Tierra.

Whitson, de 57 años, superó este lunes a su compatriota Jeff Williams, quien hasta el momento tenía el récord de permanencia entre los astronautas estadounidenses con un total de 534 días en el espacio.

El récord absoluto de permanencia en el espacio lo sigue teniendo el astronauta ruso Gennady Padalka, con un total de 879 días.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, prevé hablar por videoconferencia con Whitson para felicitarla por su récord y animar a las mujeres del país a interesarse por carreras relacionadas con la ciencia y la tecnología.

"El presidente, en compañía de su hija Ivanka y de la astronauta de la NASA Kate Rubins, felicitará a la doctora Whitson por este increíble logro y conversará sobre la importancia de alentar a las mujeres a interesarse en carreras de los campos de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas", adelantó la semana pasada el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Cuando concluya su misión en la EEI y regrese a la Tierra el próximo 3 de septiembre, Whitson habrá pasado 666 días en el espacio, con lo que se convertirá en la séptima astronauta del mundo que más tiempo ha pasado fuera del planeta en la historia.

Whitson tiene ya los récords de la mujer astronauta de mayor edad que ha volado jamás en el espacio, la primera mujer comandante de la EEI y la que más caminatas espaciales ha hecho, con ocho.