jueves, 30 de julio de 2015

Este viernes habrá "Luna azul"

El próximo 31 de julio tendrá lugar una "Luna azul", después de que el pasado 2 de julio ya hubo una luna llena. Se estima que este fenómeno no se repetirá hasta el año 2018.

Con el término "Luna azul" se denomina a la segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes del calendario georgiano, informa la NASA.

A pesar de llamarse "azul", el fenómeno no tiene nada que ver con el color. Se cree que el origen del término, "blue" en inglés, proviene de una deformación de la palabra "belewe", que en inglés antiguo significaba "traidor", ya que una luna adicional en la primavera significaba extender el ayuno de la cuaresma.

En algunas ocasiones, la Luna sí puede parecer azul, esto ocurre debido a partículas en suspensión en la atmósfera que filtran la luz de la Luna.

Astrónomos observan auroras boreales por primera vez fuera del Sistema Solar

Un grupo de astrónomos descubrió, por primera vez fuera del Sistema Solar, la existencia de auroras, un fenómeno similar a las boreales o australes en la Tierra, en una estrella enana marrón y con una potencia 10.000 veces mayor, según un estudio publicado hoy por la revista Nature.

LSR J1835+3259 situada a 18 años luz de la Tierra es el nombre de la estrella enana marrón donde los astrónomos han descubierto la primera aurora vista en un objeto estelar más allá del Sistema Solar.

Las auroras son uno de los fenómenos más bellos que se pueden contemplar en el cielo terrestre y que está provocado por la interacción del campo magnético del planeta con los vientos solares, pero el que se ha observador en esa estrella se debe a un proceso diferente.

Este descubrimiento tiene implicaciones para el estudio de los exoplanetas, indica el estudio realizado por expertos de las universidades de Sheffield y Oxford.

Las enanas marrones, también llamadas "estrellas fallidas", son difíciles de detectar y siguen siendo difíciles de clasificar, pues tiene mucha masa para ser planetas, pero son demasiado pequeñas para disparar en su interior las reacciones termonucleares que alimentan a las estrellas.

El doctor Stuart Littlefair, de la Universidad de Sheffield explicó que estos resultados son una prueba más de que hay que pensar en las enanas marrones como "planetas reforzados antes que como estrellas fallidas".

"Ya sabíamos que las marrones enanas tiene atmósferas con nubes -como los planetas- aunque están hechas de los minerales que forman las rocas en la Tierra, pero ahora sabemos que las enanas marrones tienen también potentes auroras", indicó.

El equipo internacional de investigadores observaron a LSR J1835+3259 desde el observatorio radioastronómico Karl G. Jansky Very Large Array (VLA) en Nuevo México, así como con los telescopios Hel de Monte Palomar y Keck de Hawai.

Sus observaciones indican que las estrellas mas frías y las enanas marrones tienen atmósferas exteriores que soportan actividad auroral, en lugar del tipo de actividad magnética vista en otras estrellas más calientes o con mayor masa.

Este descubrimiento revela una importante diferencia entre la actividad magnética de las estrellas con mayor masa y las registrada en las enanas marrones y los planetas.

"Toda la actividad magnética que hemos visto en ese objeto puede explicarse por las potentes auroras", dijo Gregg Hallinan, del Instituto Tecnológico de California (Caltech) y director del estudio quien agregó que eso indica que la actividad auroral reemplaza a la de la corona solar en las enanas marrones y objetos más pequeños.

La aurora que los científicos observaron parecía impulsada por un proceso de dinamo poco entendido y similar al que se ha visto en planetas más grandes del Sistema Solar.

"Lo que hemos visto en ese objeto parece ser el mismo fenómeno que hemos observado, por ejemplo, en Júpiter, pero ciento de veces más potente", señaló Hallinan, "lo que sugiere que puede ser posible detectar este tipo de actividad en los planetas extrasolares, muchos de los cuales tienen una masa significativamente mayor que la de Júpiter".

Littlefair, por su parte, indicó que "en ocasiones lo mejor de un resultado científico es sencillamente descubrir algo excitante y nuevo".

Las auroras boreales "son una de las cosas más espectaculares y hermosas que pueden verse" y puesto que siempre quiso ver una y hasta ahora no ha tenido la oportunidad, Littlefair consideró una "ironía" haber descubierto una aurora mucho mayor y potente que las de la Tierra y "a muchos años luz de distancia".

martes, 28 de julio de 2015

Plutón, cubierto de niebla y hielo

La NASA divulgó nuevas imágenes de Plutón captadas por la nave espacial estadounidense “New Horizons” y reveló que el tono rojizo del planeta enano tiene mucho que ver con la niebla que cubre su superficie por encima de unas placas de hielo.

La “New Horizons”, que el pasado 17 de julio, llegó lo más cerca que se ha estado del desconocido Plutón en una misión que comenzó hace casi una década, continúa enviando información a la Tierra, y la Agencia Aeroespacial Estadounidense (NASA) compartió las últimas revelaciones.

“Nuestras expectativas se han visto más que superadas. Con hielo suelto, una química exótica en su superficie, cordilleras y una amplia niebla, Plutón está mostrando una diversidad verdaderamente emocionante de geología planetaria”, dijo en un comunicado John Grunsfeld, uno de los directores adjuntos de la NASA.

La nave capturó imágenes que muestran nieblas de hasta 130 kilómetros por encima de la superficie de Plutón, con dos capas bien diferenciadas, una de hasta 80 kilómetros y otra de alrededor de 50 kilómetros.

“Las nieblas detectadas en esta imagen son un elemento clave en la creación de los complejos compuestos de hidrocarburos que dan a la superficie de Plutón su tono rojizo”, afirmó en el comunicado Michael Summers, un coinvestigador de “New Horizons” en la Universidad de George Mason en Fairfax (Virginia).

Alan Stern, el principal investigador para “New Horizons” en Boulder (Colorado), describió el entorno como “una atmósfera extraterrestre” de una “increíble belleza”.

Hasta ahora, los científicos habían calculado que las temperaturas en Plutón serían demasiado cálidas para que se formaran nieblas a altitudes mayores de 30 kilómetros por encima de la superficie del planeta enano.

“Vamos a necesitar nuevas ideas para averiguar lo que está ocurriendo”, señaló Summers.

La misión de “New Horizons” también detectó en las imágenes pruebas de “hielos exóticos” a lo largo de la superficie de Plutón y señales de una actividad geológica reciente.

En una llanura del tamaño del estado de Texas, llamada informalmente Sputnik Planum y situada en el lado oeste de una región de Plutón que tiene forma de corazón, una placa de hielo parece haberse desplazado, y podría seguir desplazándose, de forma similar a los glaciares de la Tierra, según la NASA.

“Solo hemos visto superficies así en mundos activos como la Tierra y Marte”, afirmó el coinvestigador de la misión John Spencer.

La semana pasada, la NASA anunció que había descubierto “un conjunto de montañas con picos de hasta 3.500 metros por encima del cuerpo de hielo” en Plutón, que se formaron “hace no más de 100 millones de años” en un sistema que tiene más de 4.500 millones de años.

domingo, 26 de julio de 2015

Encuentran metano en meteoritos de Marte

La posibilidad de encontrar vida en Marte ha vuelto a saltar a primera fila tras el hallazgo de rastros de metano en seis meteoritos procedentes del planeta rojo, que fueron recuperados en la Tierra. Los análisis realizados por investigadores de la Universidad de Yale (EEUU) revelaron que éstos contienen gases en la misma proporción y con la misma composición isotópica que la atmósfera marciana. El descubrimiento significa que pueden existir formas rudimentarias de vida bajo la superficie de Marte que se alimenten de metano, ya que en la Tierra hay microbios que sobreviven gracias a esta capacidad en muchos entornos.

Una nueva era en la exploración espacial

La nave espacial New Horizons ya ha alcanzado su punto de mayor proximidad a Plutón, a unos 12.500 kilómetros de su superficie. El acontecimiento histórico tuvo lugar el 14 de julio y fue celebrado con gritos y aplausos desde el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Maryland (EEUU), el lugar desde el que la NASA controla la misión.
"Hemos completado el reconocimiento inicial del Sistema Solar”, afirmó Alan Stern, investigador principal de New Horizons. No obstante, y con las probabilidades de éxito jugando a su favor, la amplia concurrencia que seguía el evento histórico desde Maryland estaba realizando una representación.
Las señales que envía la sonda, dada la distancia de Plutón a la Tierra, tardan más de cuatro horas en llegar viajando a la velocidad de la luz. De hecho, tuvieron que esperar hasta las tres de la madrugada, hora peninsular española, para saber cómo había ido todo.
Desde que fue descubierto en 1930 hasta que la Unión Astronómica Internacional decidió degradarlo, Plutón fue el noveno planeta del Sistema Solar. El trabajo de los científicos ha cambiado todo desde entonces y el ahora planeta enano ya no es la última frontera del único sistema planetario que conocíamos.
Desde los 90 se sabe que hay otras estrellas con planetas orbitando a su alrededor, y que Plutón es solo el mayor de una gran familia de pequeños cuerpos helados que orbitan en torno al Sol en lo que se conoce como cinturón de Kuiper.
Cuando en enero de 2006 la sonda New Horizons partió hacia Plutón, aún era un planeta como la Tierra o Júpiter, pero en agosto de ese año fue degradado por la Unión Astronómica Internacional.
La pérdida de rango no ha reducido la exitación con que se recibió la llegada de la nave a su destino.
Para evitar que el desfase horario diluyese la épica real de la misión, la NASA jugó con los tiempos y con la información que iba liberando.
A pocos minutos del encuentro entre la nave y Plutón, la agencia espacial de EEUU publicó la mejor foto que se tiene hasta ahora del planeta enano. Plutón muestra su corazón -visible al sur del planeta- a los habitantes de la Tierra antes de recibir a una sonda que ha viajado durante más de nueve años para encontrarse con él.
La imagen de alta resolución se había tomado 16 horas antes, sobre las 22 horas del lunes, a una distancia de 766.000 kilómetros de la superficie.
Durante los próximos días, con sus capacidades aún centradas en recopilar toda la información posible sobre Plutón y sus lunas mientras permanece relativamente cerca, la sonda enviará poca información de regreso a la Tierra.
Los datos comenzarán a fluir con mayor frecuencia y velocidad más adelante, en una tarea que continuará hasta el año que viene.
Paso a paso, lo que hasta hace poco era un punto de luz borrosa en los telescopios terrestres se convertirá en un mundo con paisaje propio y promete ser fascinante.
Stern aventuraba que podría nevar, la investigadora Bonnie Buratti comentaba que aún no se sabe con certeza si Plutón es una esfera y otros seguían tratando de comprender qué elementos son los responsables del color rojizo del planeta enano.
Durante los próximos meses la información enviada por la nave espacial sustituirá las especulaciones por certezas.
Además de completar una primera fase de exploración del Sistema Solar, tras un viaje de más de nueve años, New Horizons ha iniciado una nueva etapa en la investigación de nuestro vecindario.
Tras Kuiper
Superado Plutón, buscará el encuentro con otros objetos del cinturón de Kuiper, el primero de ellos en 2019, y tratará de recabar la información que puedan proporcionar sobre el origen del Sistema Solar.
La sonda seguirá enviando datos hasta que el pequeño reactor nuclear de plutonio que la propulsa se agote hacia 2030.
Para entonces New Horizons habrá avanzado hasta acercarse al medio interestelar, más allá de la influencia del Sol, pero no llegará a alcanzar a las sondas Voyager que le llevan años de ventaja (fueron lanzadas en los setenta) y avanzan a mayor velocidad.
Estos dos artefactos necesitarán al menos 40.000 años para llegar al sistema planetario más cercano y para entonces hará muchos milenios que cesó su comunicación con la Tierra.
Una vez alcanzado Plutón, parece que los nuevos descubrimientos se encuentran a una distancia inalcanzable, pero como se ha comprobado durante las últimas décadas de exploración planetaria, mañana todo puede ser diferente.

sábado, 25 de julio de 2015

LANZARÁN AL ESPACIO Un satélite estudiará la microgravedad

China anunció el lanzamiento de un satélite de investigación, que llevará a cabo varios experimentos para estudiar los efectos biológicos de la microgravedad en el espacio, para la primera mitad de 2016.

Este satélite, llamado SJ-10, es el segundo de los cinco que forman un proyecto espacial chino que cuenta con la colaboración de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Aeroespacial japonesa, informó la agencia oficial Xinhua.

En concreto, el SJ-10 tiene como objetivo realizar 19 experimentos en seis campos: física de fluidos en microgravedad, combustión en microgravedad, estudio de los materiales espaciales, efectos de la radiación espacial, efectos biológicos de la microgravedad y técnicas de biología espacial.

ASTRONOMÍA Asteroide "1999 JU3" busca nuevo nombre

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), anunció que busca ideas para rebautizar un asteroide primitivo, actualmente llamado "1999 JU3", que debería revelar sus secretos dentro de unos años.

En 2020 está prevista la vuelta a la Tierra de la sonda Hayabusa-2, enviada en diciembre de 2014 al encuentro de este asteroide, al que debería alcanzar hacia mediados de 2018. El objetivo es recolectar polvo del subsuelo de este cuerpo celeste rocoso que contiene carbono y agua, para comprender qué materias orgánicas y acuosas estaban originalmente presentes en el sistema solar. "El nombre, no necesariamente japonés, puede venir de las mitologías extranjeras", dijo Makoto Yoshikawa, jefe de la misión.