lunes, 31 de agosto de 2015

¡Pónle nombre a un planeta!

La Unión Astronómica

Internacional lanzó un

concurso para ponerle nombre a 20 sistemas planetarios, incluidos 15

estrellas y 32 exoplanetas (planetas fuera de nuestro sistema solar).

Hay casi 250 propuestas de nombres y también tú puedes participar en

la votación, que termina el próximo 31 de octubre.

Los nombres de cuerpos celestes no se asignan al azar. La Unión Astronómica Internacional, también conocida simplemente como IAU (por sus siglas en inglés), tiene una cuidadosa lista de temas para esos

bautismos estelares.

La idea es que nadie se sienta perjudicado o

discriminado.

Júpiter, por ejemplo, tiene nombre de dios romano, pero se encuentra cerca del dios nórdico Thor, del tlaxcalteca Camaxli o del japonés Kaminari.

Todos ellos son nombres de accidentes geográficos de uno de los satélites de Júpiter. Saturno, por su parte, comparte órbita con dioses creadores como la coreana Aanani o la georgiana Gmerti, que son los nombres de algunos detalles geográficos del satélite Rhea.

Pero, la UAI también ha buscado nombres entre personajes de ficción

modernos: desde 1980, los cráteres y montañas de Titán (también un satélite de Saturno) llevan los nombres de Bilbo, Arwen y Faramir, personajes de “El Señor de los Anillos”.

En esta ocasión, hay sugerencias como la de ponerle el nombre de Cervantes a la estrella Mu Arae. El autor de “El Quijote” (Miguel de Cervantes) estaría acompañado por los planetas Quijote, Dulcinea,

Rocinante y Sancho.

Otra propuesta es la de nombrar a los cráteres

de Caronte, una de las

lunas de Plutón, con personajes de la serie “Viaje a las Estrellas” (Star Trek), como el capitán Kirk.

La lista de los nombres la encontrarás en este enlace: nameexoworlds.iau.org/exoworlds y para votar está éste otro: nameexoworlds.iau.org/exoworldsvote

viernes, 28 de agosto de 2015

Cohete ruso pone en órbita satélite británico de telecomunicaciones



Un cohete portador ruso Protón-M, lanzado hoy desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), puso en órbita el satélite británico Inmarsat-5 F3, que completará el programa Global Express (GX), destinado a llevar internet de banda ancha hasta el último rincón del planeta.

El F3 cubrirá la región del Pacífico y se unirá a otros dos satélites ya lanzados y que cubren otras zonas del planeta, incluida América Latina.

El director ejecutivo de Inmarsat, Rupert Pearce, destacó que la quinta generación de satélites de la compañía británica favorecerá la "transformación de las sociedades ubicadas en lugares remotas" que en la actualidad no tienen acceso a las altas tecnologías de información.

El programa GX, según Pearce, abrirá la puerta a "una nueva era de comunicaciones móviles por satélite que va a cambiar el futuro para todos".

La tecnología de la quinta generación de satélites Inmarsat ofrecerá a sus usuarios velocidades de internet de banda ancha hasta 100 veces superiores a su anterior programa.

El primer satélite de GX, el Inmarsat-5 F1 fue lanzado en diciembre de 2013 y entró en servicio en julio de 2014 para cubrir Europa, Oriente Medio, África y Asia.

El F2 fue puesto en órbita el pasado 1 de febrero y entrará en servicio comercial a finales de este mes, mientras que el F3 completará el programa a finales de este año, según la compañía.

El de hoy es el primer lanzamiento de un cohete ruso de este tipo tras el accidente de un Protón-M en mayo pasado, justo un año después de otro accidente similar con otro portador ruso.

El Inmarsat-5 F3 debía ser puesto en órbita a finales de mayo pasado, pero la pérdida del Protón-M accidentado el día 16 de ese mes obligó a posponer el lanzamiento hasta que los especialistas rusos encontraran las causas del fallo.

jueves, 27 de agosto de 2015

Crean el primer agujero de gusano magnético

Más allá de la ciencia ficción, el invento podría tener aplicaciones médicas, como en resonancias.

La UAB ha informado que los científicos han creado por primera vez un “agujero de gusano”, que es un túnel cósmico que transfiere “el campo magnético de un extremo a otro manteniéndolo indetectable e invisible a lo largo de todo el camino”.

El dispositivo podría tener aplicaciones médicas y puede abrir la posibilidad de hacer resonancias con más comodidad para los pacientes, ya que permitirá alejarlos de los detectores en los hospitales u obtener imágenes de resonancia de diferentes partes del cuerpo de forma simultánea.

El término “agujero de gusano” (wormholes) creado por científicos se ha popularizado gracias a series de televisión o de películas de ciencia ficción como “Stargate”, “Star Trek” o “Interstellar”.

Los investigadores,según la UAB, han utilizado metamateriales y metasuperficies para construir “este túnel cósmico experimental, de manera que el campo magnético de una fuente, como un imán o un electroimán, aparece en el otro extremo del agujero de gusano como un monopolo magnético aislado”.

"El resultado —ha añadido la UAB— es un hecho curioso, teniendo en cuenta que en la naturaleza no existen los monopolos magnéticos, que son imanes con un solo polo, ya sea norte o sur. El efecto es el de un campo magnético que va de un punto a otro como si se propagase por una dimensión a las tres dimensiones convencionales”.

La UAB ha matizado que en el ámbito gravitatorio es una tarea imposible crearlos (los agujeros de gusano) con la tecnología actual, "ya que sería necesario manipularlo con grandes cantidades de energía gravitacional, que nadie sabe aún cómo generar".

Un agujero de gusano experimental es una esfera hecha de diferentes capas; una externa con una superficie ferromagnética, una segunda capa en el interior, de material superconductor, y una pieza ferromagnética enrollada en forma de cilindro que la atraviesa de extremo a extremo.

La esfera, según la UAB, está construida de tal manera que "es magnéticamente indetectable-invisible, en términos de campo magnético-, desde el exterior".

Según el director del proyecto, Álvar Sánchez, un agujero de gusano magnético "es una analogía de los gravitatorios, ya que cambia la topología del espacio, como si la región interior hubiera sido borrada magnéticamente del espacio"

miércoles, 26 de agosto de 2015

La NASA podría enviar tu nombre a Marte

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) invita a los amantes del planeta rojo a enviar su nombre para que se incluya en un microchip de silicio que irá a bordo de la sonda InSight que aterrizará en Marte.

Los nombres se podrán enviar hasta el próximo 8 de septiembre, a través de la siguiente dirección:
http://go.usa.gov/3Aj3G

Uno puede registrarse de forma gratuita. Lo único que tiene que hacer es dar su nombre, correo electrónico, código postal y si se tiene una cuenta para futuras misiones. Esto es porque NASA tiene una promoción de

“Viajero frecuente” en el que se puede acumular kilómetros de vuelo e insignias que se puede presumir si uno es aficionado a los temas espaciales.

Al inscribirse le regalan una especie de pase de abordaje que se puede imprimir y conservar, con el conocimiento de que su nombre llegará a Marte mucho antes de que uno pueda hacerlo. El plazo vence el 8 de septiembre de este año.

InSight despegará de la base de las Fuerzas Aéreas de Vandenberg, en California, el 4 de marzo de 2016, y se espera que llegue a Marte el 28 de septiembre de 2016.

Esta misión es la primera dedicada a la investigación del interior más profundo del planeta, indicó Jim Green, director de Ciencia Planetaria en las oficinas centrales de NASA en Washington.

Se planea que InSight coloque el primer sismómetro de manera directa sobre la superficie de Marte para medir los terremotos marcianos y usará ondas sísmicas para conocer el interior de Marte, dijo el funcionario.

Además, introducirá en la superficie de Marte un dispositivo de temperatura. Los datos recabados ayudarán a una mayor comprensión sobre la formación y evolución de todos los planetas rocosos, incluida la Tierra, agregó Green.

1,38 millones

En diciembre pasado, los nombres de 1,38 millones de personas volaron en un chip a bordo del primer vuelo de la nave espacial Orion de la NASA.



Puntos de viajero frecuente

Después de InSight, la próxima oportunidad para "ganar puntos de viajero frecuente" será la Exploration Mission-1 de la NASA (que se prevé que sea el año 2017), el primer vuelo de prueba previsto para reunir el cohete SLS (Sistema de Lanzamiento Espacial) y la cápsula Orion en preparación para misiones humanas a Marte y más allá.

Dione, una de las pequeñas lunas de Saturno, se revela como un mundo helado y salpicado de cráteres

Dione, una de las pequeñas lunas de Saturno, se revela como un mundo helado y salpicado de cráteres y algunos desfiladeros en las fotos más detalladas de su superficie conocidas hasta ahora.

Las imágenes, publicadas por la NASA, fueron obtenidas por al sonda Cassini durante el último sobrevuelo de Dione, el pasado 17 de agosto.

Dos de las nuevas imágenes muestran la superficie de Dione con la mejor resolución jamás obtenida.

En su quinto encuentro con Dione, Cassini pasó a 474 kilómetros por encima de su superficie. El sobrevuelo más cercano fue en diciembre de 2011, cuando se situó a sólo 100 kilómetros.

"Me conmueve mirar estas imágenes magníficas de la superficie de Dione sabiendo que son las últimas que veremos de este mundo lejano durante mucho tiempo" -dijo Carolyn Porco, jefa del equipo de imágenes en el Instituto de Ciencias Espaciales, en Boulder (Colorado, Estados Unidos).

"¡Qué suerte hemos tenido con Cassini!", expresó Porco.

La misión es un proyecto conjunto de la NASA y la ESA lanzado al espacio en octubre de 1997.

Según la NASA, el principal enfoque científico de este sobrevuelo fue el estudio de la gravedad. Esto hizo que la captura de las imágenes fuese complicado, ya que la cámara de Cassini no estaba controlando la zona en la que se enfocaba la nave especial.

"Tuvimos el tiempo justo para tomar unas cuantas imágenes, dándonos una impresión en alta resolución de lo que se ve en la superficie", dijo Tilmann Denk, científico participante en la misión Cassini de la Universidad Freie de Berlín. "Hemos sido capaces de hacer uso de la luz solar reflejada por Saturno como una fuente de luz adicional, que reveló los detalles en las sombras de algunas de las imágenes".

Los científicos de Cassini estudiarán los datos de los instrumentos del experimento para el estudio de la gravedad en los próximos meses, en su búsqueda de pistas sobre la estructura interior de Dione y procesos que afectan a su superficie.

Aproximaciones

Cassini tiene previsto hacer tres aproximaciones a la luna Encelado -geológicamente activa- el 14 y el 28 de octubre y el 19 de diciembre.

Durante el sobrevuelo del 28 de octubre, la nave llegará vertiginosamente cerca de Encelado, a tan sólo 49 kilómetros de la superficie. Hará su buceo más profundo a través de la pluma de aerosol de la luna helada en este momento, recogiendo datos valiosos acerca de lo que está pasando debajo de la superficie.

Después de diciembre, y antes de la conclusión de la misión de 2017, hay un puñado de sobrevuelos distantes previstos por las grandes lunas heladas de Saturno, en rangos de menos de 50.000 kilómetros.

Cassini pasará también a distancias similares de casi dos docenas de pequeñas lunas irregulares de Saturno -incluyendo Dafnis, Epumeteo y Aegaeon-.

Estos pasos proporcionarán algunas de las mejores vistas de Cassini de las pequeñas lunas.

Luna Dione

La luna Dione, descubierta en 1684 por el astrónomo italiano Giovanni Cassini, tiene un diámetro de 1.128 kilómetros, una décima parte del diámetro terrestre. Su órbita se sitúa a 180.000 kilómetros de la superficie de Saturno y se le calcula un temperatura superficial de -186 grados. Se conocen 62 satélites de Saturno, pero no se descarta que pueda haber alguno más de pequeño tamaño.

Gran final

Durante el último año de la misión el 2017 -llamado su Gran Final- Cassini se sumergirá en varias ocasiones a través del espacio entre Saturno y sus anillos.

La joven astrónoma chilena que descubrió un planeta

El descubrimiento de un planeta es un sueño al que aspira todo el que se dedica a la astronomía.

Materializarlo con tan sólo 25 años es un logro difícil de alcanzar, pero para la chilena Maritza Soto es ya una realidad.

Con la publicación en la revista de la Real Sociedad Astronómica de Londres del artículo en el que aparece como primera autora, esta joven estudiante de doctorado en Astronomía en la Universidad de Chile ha visto validado el hallazgo en el que ha estado trabajando desde el pasado mes de noviembre.

BBC Mundo habló con ella.
Meses de observación

Tras ocho meses de investigación desde el observatorio de La Silla con los espectrógrafos Feros -en el telescopio de 2,2 m- y Harps -en el telescopio de 3,6 m- se confirmó la existencia del planeta HD 110014c, que orbita alrededor de la estrella roja HD 110014.

La satisfacción y el entusiasmo son patentes en la voz de Maritza Soto cuando responde a la llamada de BBC Mundo.

"Normalmente, para descubrir un planeta tenemos que usar muchos métodos indirectos, porque no es como que uno solamente ve el cielo y de repente ve un cambio pequeño y listo, es un planeta", relata.
Soto explica que estos planetas generalmente aparecen muy débiles en comparación con la estrella en torno a la cual orbitan.

"Para poder verlos en una imagen tienen que ser planetas que sean muy grandes y que estén muy alejados de la estrella, entonces es muy difícil", precisa.

"Lo que hacemos es medir la estrella y ver los cambios que suceden en ella cuando hay un planeta".

Soto empleó el método de la velocidad radial que consiste en medir el movimiento de la estrella para poder concluir si hay un objeto alrededor de ella.

De esta forma es como Soto y su equipo, en el que participaron también James Jenkins y Matías Jones, de la Universidad de Chile, descubrieron el planeta HD 110014c, que es el segundo de este sistema (el otro planeta es el HD 110014b).
Un planeta muy grande

El nuevo planeta, que está a 293 años luz de la Tierra, tiene al menos tres veces la masa de Júpiter.

"Esto es un valor mínimo", aclara Soto, "no sabemos la masa real, por lo que decimos que es tres veces o más la masa de Júpiter".

A la joven estudiante también le llamó la atención la distancia que separa al planeta de su estrella.

"Estamos acostumbrados a que estos planetas gaseosos enormes estén lejos de su estrella -en nuestro caso del Sol- pero este planeta está más cerca de su estrella que nosotros al Sol, entonces es un planeta gigante gaseoso que está muy caliente porque está muy cerca de su estrella", agrega.
"Eso es muy distinto de imaginar porque es muy distinto al Sistema Solar".

No sería disparatado pensar que la gran estrella roja, que tiene el tamaño de 20 veces el Sol, se pudiera tragar al planeta, no sólo por la enormidad de la gigante roja sino también por la proximidad.
Una ilusión realizada

Martiza Soto tenía la idea de que quería ser astrónoma desde los 11 años y nunca perdió la vocación desde entonces.

"Fue un camino difícil pero encontré que tenía facultades para hacerlo y que sí lo podía lograr, no era una cosa tan descabellada, sí era posible ser astrónomo en Chile así que decidí arriesgarme y seguir este camino", explica.

Lo que no esperaba era rubricar un éxito como éste tan pronto.

"Yo siempre estudié astronomía con la idea de 'tal vez... en una de esas... podría ser... encontrar algo nuevo...' pero nunca creí que tan pronto lo iba a hacer", señala emocionada.

Su alegría inicial ante el hallazgo se confirmó con la aceptación del artículo por parte de la revista Monthly Notices de la Real Sociedad Astronómica de Londres.

"En el artículo tenemos que escribir por qué nosotros creemos que es un planeta y mostrar los datos que se tomaron para concluir que no es otra cosa; por ejemplo, en este caso pudimos concluir que no era una mancha en la superficie de la estrella ni tampoco era actividad magnética en la estrella, por lo tanto la única otra razón que nos quedaba era que era un planeta", explica.

"Al momento en que aceptan el documento, aceptan todo lo que nosotros escribimos, el método que seguimos, las conclusiones que sacamos, etc. Por tanto, aceptan que esto sí es un planeta y ya queda confirmado", agrega.

"Una cosa muy importante de todo esto es que se demuestra que hay muchos descubrimientos astronómicos que se producen en Chile, no todo viene de Estados Unidos, Europa o Australia sino que en Latinoamérica también existen los científicos que pueden hacer descubrimientos de este tipo".
¿Y ahora?

El equipo de Maritza Soto seguirá investigando este nuevo planeta para entender cuál es la dinámica entre los dos planetas que orbitan altededor de la gran estrella roja.

Además, individualmente Soto trabaja en su proyecto de tesis que también se enfoca en la detección de planetas alrededor de otros tipos de estrellas que no se estudian muy a menudo.

"Ojalá que eso traiga consigo mayores detecciones", expresa.

martes, 25 de agosto de 2015

Descubren un planeta joven parecido a Júpiter



Astrónomos descubrieron un planeta a 100 años luz de distancia que se ve como Júpiter debió haber lucido hace millones de años.

Bautizado como 51 Eridani b, es el primer exoplaneta detectado por un nuevo instrumento que permite captar a jóvenes planetas orbitando estrellas brillantes llamado Gemini Planet Imager (GPI), instalado en el telescopio Gemini South en Chile.
La estrella que orbita, 51 Eridani, tiene apenas 20 millones de años, mucho más joven que el Sol, que tiene 4.500 millones de años.