jueves, 21 de mayo de 2015

NGC 1512, la galaxia caníbal vuelve al ataque

Después del «Big-Bang», esa gran explosión que se cree que dio origen al universo, por algún motivo no del todo conocido la materia comenzó a agruparse en ciertas zonas más que en otras, al estilo de unos inmensos grumos en una besamel. La gravedad fue haciendo su papel yen medio de la inmensidad del espacio, aparecieron las primeras islas: los cúmulos y las galaxias. Dentro de estas, la materia tampoco se destribuyó de forma uniforme. El gas primordial que las formó al principio, producido después de la gran explosión y constituido básicamente por helio e hidrógeno, los ladrillos básicos del universo, se acumuló tanto en algunas partes, que la gravedad engendró las primeras estrellas

En el interior de estas esferas de energía se alcanzan temperaturas tan grandes que los átomos sufren reacciones de fusión nuclear que permiten la aparición de elementos más pesados (o sea, átomos más complejos), como el carbono o el oxígeno. Y cuando los astrofísicos analizan la radiación procedente de estos astros, pueden deducir la composición y la edad de las estrellas y de las galaxias, puesto que las más jóvenes acumulan más hidrógeno frente a otros átomos más complejos. Gracias a esto, un equipo de astrónomos españoles y australianos ha descubierto que la galaxia NGC 1512 acumula en su «estómago» los restos de otras galaxias que engulló en el pasado. El hallazgo, que se ha publicado hoy en la revista «Monthly Notices of the Royal Astronomical Society», utiliza una nueva metodología que podría servir para entender mejor cómo se forman y cómo evolucionan galaxias parecidas a la Vía Láctea

Los investigadores explican que esperaban encontrar unos niveles de gases acordes con la actividad de las estrellas que hay en NGC 1512, «pero en lugar de eso, nos encontramos los remanentes de otras galaxias que habían sido engullidas antes», recuerda Ángel López-Sánchez, el director de estudio e integrante del equipo de astrofísicos del Observatorio Astronómico Australiano que lo ha llevado a cabo.
«Cada galaxia es como una persona independiente»
De hecho, la galaxia NGC 1512, de un tamaño comparable al de la Vía Láctea y con el mismo tipo de estructura espiral, no solo ha incorporado restos de otros «cadáveres», sino que en las imágenes captadas «se está tragando» a una galaxia enana

Para averiguar todo esto, ha habido que investigar a fondo a la galaxia caníbal. Tal como explica a ABC Ángel López-Sánchez: «Cada galaxia es como una persona independiente. Es cierto que todos tenemos rasgos similares que nos definen como "humanos", pero para entender bien a cada persona hay que saber su "historia peculiar" y la vida y experiencias que ha sufrido. Con las galaxias ocurre lo mismo».
Gases pesados producidos en estrellas
Las «pruebas del delito» se han encontrado en unas zonas periféricas en las que el gas está enriquecido con átomos pesados, cuando lo esperable sería encontrar gas fresco, más rico en hidrógeno. En palabras del astrofísico: «Creemos que el gas no proviene del centro de la galaxia por las propiedades químicas que posee. Si pudiéramos poner todos los "metales" (todos los elementos químicos que no son ni hidrógeno ni helio) en el centro de NGC 1512, necesitaríamos casi 100 veces el número de estrellas que vemos en la galaxia para explicar el enriquecimiento químico que ha experimentado el sistema»

Sobre el papel la idea es sencilla: si NGC 1512 tiene más átomos pesados de los que ha podido producir con sus estrellas, es porque los ha cogido de otra parte. Pues bien, en opinión de López-Sánchez, «para explicar esto tenemos dos hipótesis: o ese gas estaba en galaxias enanas que han sido "engullidas" recientemente por NGC 1512 (como le está pasando ahora con la galaxia enana cercana NGC 1510) o ese gas se perdió de otra galaxia, y ahora ha caído sobre NGC 1512»

Para averiguar todo esto, los investigadores han usado el telescopioTelescopio Anglo-australiano (AAT), de 3,9 metros, para analizar la composición de los gases. Por otro lado, han usado un radio-interferómetro de seis kilómetros de diámetro, para detectar un disco de hidrógeno fresco en la periferia de NGC 1512

Ángel López-Sánchez explica que al combinar estas técnicas se podrían «obtener buenas pistas para entender mejor cómo se forman ycómo evolucionan galaxias como la Vía Láctea», y reconoce que el equipo de investigadores ya está analizando otras galaxias. El objetivo sería en última instancia entender el origen de la estructura del Universo, pero para ello, hay que ir paso a paso.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Astrónomos captan la imagen más detallada de la colorida nebulosa Medusa

El Observatorio Europeo Austral (ESO) reveló hoy la imagen más detallada tomada hasta el momento de la nebulosa Medusa, en la que las estrellas situadas en su corazón ya iniciaron "su transición a la jubilación" arrojando sus capas externas al espacio y formando una colorida nube.

La nueva imagen fue captada por un equipo de astrónomos utilizando el telescopio de gran tamaño (VLT) ubicado en Chile, dentro del programa "Joyas Cósmicas" del ESO.

Según explica el Observatorio en un comunicado, la imagen augura el destino final del sol, que finalmente también se convertirá en un objeto de este tipo antes de terminar su vida activa como "enana blanca".

También conocida como Sharpless 2-274, Medusa tiene una extensión aproximada de cuatro años luz, se encuentra en la constelación de Géminis (los gemelos) a 1.500 años luz de la Tierra y, a pesar de su tamaño, es extremadamente débil y difícil de observar.

Los filamentos serpentinos de gas -con el resplandor rojizo del hidrógeno y verde, del oxígeno- bautizan a esta nebulosa con el nombre de la "gorgona Medusa", criatura de la mitología griega que tenía serpientes en lugar de cabellos.

Durante decenas de miles de años, los núcleos estelares de las nebulosas planetarias "permanecen rodeados por nubes de gas espectacularmente coloridas"; pocos miles de años después, el gas se dispersa de manera intermitente en su entorno, dando lugar a estructuras como la de Medusa.

La etapa como nebulosa planetaria es sólo una pequeña fracción de la vida útil total de una estrella, apunta el Observatorio.

Comparada con una vida humana, añade, sería un breve instante "equiparable al tiempo que tarda un niño en hacer una burbuja de jabón y verla alejarse a la deriva".

El programa "Joyas Cósmicas" del ESO -en el que se incluye la última representación de la nebulosa Medusa-, es una iniciativa que hace uso de un tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas y reproduce imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos con un fin educativo y divulgativo.



Nave espacial "secreta" de la Fuerza Aérea de EEUU realizará el cuarto vuelo de prueba

Una pequeña nave espacial militar está programada para despegar hoy en otro largo vuelo orbital de prueba. Pero, como es la norma, la Fuerza Aérea no ha revelado muchos detalles sobre la misión no tripulada, informó emol.com que cita como fuente a AP.

Este será el cuarto vuelo para la aeronave espacial X-37B, un programa secreto y experimental dirigido por la Fuerza Aérea. Las tres misiones anteriores también comenzaron con el lanzamiento de cohetes en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral.

El misterioso vehículo de pruebas –básicamente un simulador de la tecnología– está diseñado para orbitar la Tierra y luego aterrizar de la manera en que lo hacían los antiguos transbordadores de la NASA. Es operado de manera robótica, sin nadie a bordo, y es reutilizable.

La nave tiene 8,8 metros de largo, cerca de una cuarta parte del tamaño de un transbordador de la NASA. El vuelo más largo de un X-37B duró cerca de 675 días y aterrizó en octubre pasado.

No hay información oficial sobre la duración de este vuelo. Las tres misiones anteriores finalizaron en California. La compañía estadounidense Boeing ha fabricado dos naves X-37B.

La primera despegó en abril de 2010 y aterrizó en diciembre del mismo año, y pese a la especulación, el Pentágono negó que fuera una prueba de naves espaciales.

El segundo vuelo, con el segundo avión, se realizó entre marzo de 2011 y junio de 2012. Finalmente, la primera nave realizó el tercer vuelo en diciembre de 2012, regresando en octubre de 2014.


Gastronomía interestelar


La preparación de la comida para astronautas varía dependiendo del tipo de alimento.

Algunos pueden ser ingeridos en su forma natural, como frutas y brownies.

Otros, necesitan agua añadida como los macarrones con queso o los espaguetis.

Se dispone de un horno en el transbordador para calentar los platillos.

Sin embargo, no existen refrigeradores en el espacio.

Por ello la comida debe ser almacenada y preparada propiamente para evitar el deterioro.

Además, les proporcionan condimentos como ketchup, mostaza y mayonesa. Ello porque en el espacio no se puede esparcir sal y pimienta sobre la comida: ambas simplemente flotarían.


martes, 19 de mayo de 2015

Elevan órbita de la Estación Espacial Internaciona

La órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI) fue elevada ayer con ayuda de los propulsores de la nave de carga rusa Progress M-26 al segundo intento, después de que la maniobra fuera abortada el pasado viernes, informó Roscosmos, la agencia espacial rusa.
"La órbita de la EEI ha sido corregida. Para ello se utilizaron los propulsores de la Progress M-26”, dijo un portavoz de Roscosmos citado por EFE.
Los potentes motores de la nave de carga, adosada a la plataforma, estuvieron encendidos durante 32 minutos y elevaron la EEI 2,8 kilómetros, situándola en una altura media de órbita de 405 kilómetros, precisó a la agencia oficial rusa TASS una fuente del sector espacial.
Esta corrección de la órbita debió realizarse el viernes pasado, pero el ordenador de a bordo de la Progress abortó, por causas aún desconocidas, el encendido de sus propulsores.
La órbita de la plataforma espacial se corrige de manera periódica, ya que la EEI pierde diariamente entre 100 y 150 metros de altura debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores técnicos.
Además, la maniobra permite crear condiciones óptimas para el acoplamiento de naves a la plataforma espacial, que actualmente cuenta con seis tripulantes: los rusos Guennadi Pádalka, Mijaíl Kornienko y Antón Shkaplerov, los estadounidenses Scott Kelly y Terry Virts y la italiana Samantha Christoforetti.
Por cierto, el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, advirtió que los recientes fracasos del programa espacial ruso, con dos lanzamientos consecutivos fallidos, dañan la reputación del país y de su antaño prestigiosa industria aeroespacial.

viernes, 15 de mayo de 2015

Japón lleva la energía solar espacial de la ciencia ficción a la realidad

Una descomunal planta solar que flota en el espacio y suministra energía a la tierra. Esta imagen, escenario de un relato de ciencia ficción de Isaac Asimov de 1941, es una realidad cada vez más cercana gracias al trabajo de un grupo de investigadores nipones.

La energía solar espacial es considerada una de las renovables más prometedoras desde que se planteó la idea hace medio siglo, aunque hasta ahora era inviable debido a una compleja cuestión: ¿Cómo trasladar hasta nuestro planeta la electricidad generada a 36.000 kilómetros de distancia?.

El pasado marzo, un equipo de investigadores de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) y varias empresas niponas, entre ellas Mitsubishi Electric, completó con éxito una prueba decisiva para responder a esta pregunta.

Los científicos lograron transformar 1,8 kilovatios de electricidad en ondas electromagnéticas, transmitirlas a continuación entre dos paneles-antena situados a 55 metros de distancia y finalmente convertirlas de nuevo en energía eléctrica.

"Es sólo un primer paso, pero es clave para la aplicación práctica de la energía solar espacial", dijo a Efe Daisuke Goto, uno de los científicos a cargo del proyecto SSPS (siglas en inglés de Sistemas de Energía Solar Espacial).

A partir de este método de transmisión por microondas, se podría generar energía con paneles solares situados en órbita y enviarla hasta la tierra, explicó el investigador en una entrevista telefónica.

El sistema cuenta con grandes ventajas como aprovechar diez veces más radiación solar de la que llega a la tierra -debido a su "filtrado" por la atmósfera-, o el suministro constante de energía sin verse afectado por la rotación terrestre ni las condiciones meteorológicas.

El reto de los científicos nipones ahora es perfeccionar la tecnología inalámbrica para transmitir a través de 36.000 kilómetros, la distancia entre la órbita geoestacionaria donde se situaría la planta solar espacial y nuestro planeta.

Para lograrlo contemplan construir paneles solares de hasta 2 kilómetros de diámetro y unas 10.000 toneladas, que serían lanzados al espacio por piezas a bordo de cohetes y luego ensamblados por sofisticados robots.

Cada panel solar tendría una capacidad de producción energética de un millón de kilovatios, equivalente a un reactor nuclear, y enviaría la electricidad hasta paneles receptores de un tamaño similar.

Pero antes de llegar a ese punto queda un largo camino por delante, repleto de desafíos técnicos y con un altísimo coste económico.

"Nuestro objetivo es que la energía solar espacial tenga uso comercial para 2030 o 2040, aunque algunos expertos hablan de un plazo más largo", señaló Goto.

Los principales obstáculos son lograr un mayor aprovechamiento de la energía generada (el sistema actual sólo permite enviar entre el 5 y el 10 por ciento) o conseguir que las transmisiones sean estables a tanta distancia, un proceso que los científicos comparan con "enhebrar un hilo en una aguja".

Otros problemas son dónde ubicar los enormes paneles receptores en la superficie terrestre, o los posibles efectos sobre la salud humana de las microondas de alta frecuencia, algo que aún no está lo suficientemente estudiado, según el científico nipón.

Las pruebas se han realizado con ondas electromagnéticas de intensidad muy superior a las empleadas en los microondas domésticos, las comunicaciones por radar o el wi-fi, aunque los científicos también prevén testar la transmisión por láser.

Con vistas a que la energía solar espacial fuera rentable a nivel comercial, la construcción y puesta en órbita de cada uno de los paneles solares debería costar 1,24 billones de yenes (8.850 millones de euros), según el presupuesto que maneja SSPS.

Más allá del ámbito espacial, los científicos nipones creen que esta tecnología de transmisión podría emplearse para el suministro energético a zonas afectadas por catástrofes naturales, la recarga inalámbrica de automóviles eléctricos o el envío de energía desde centrales eólicas ubicadas en altamar.

Japón es, junto a China, el único país que invierte actualmente fondos estatales en la investigación y desarrollo de la energía solar espacial.

El concepto fue acuñado en 1968 por el ingeniero aeroespacial estadounidense Peter Glaser, y aunque la NASA comenzó a estudiar su viabilidad, abandonó la idea una década después debido a su coste excesivo.

El proyecto nipón se puso en marcha en 1998, y ahora arroja un rayo de luz sobre el futuro energético del país ante su carencia de combustibles fósiles, el debate nuclear post-Fukushima y la dificultad de explotar otras energías renovables.

jueves, 14 de mayo de 2015

Descubren una nueva clase de estrellas

Un equipo internacional de astrónomos descubrió alrededor de la galaxia gigante Centaurus a una nueva clase de cúmulos globulares de estrellas -enormes bolas de miles de estrellas que orbitan en torno a las galaxias- que pueden albergar cantidades inesperadas de materia oscura o agujeros negros masivos, según los expertos.
La investigación, publicada en la revista Astrophysical Journal, se basa en observaciones realizadas utilizando el instrumento FLAMES del telescopio de gran tamaño (VLT) del Instituto Europeo Austral (ESO), ubicado en el Observatorio Paranal, al norte de Chile. Tras analizar 125 cúmulos, descubrieron que algunos de ellos tenían masas inesperadamente altas que pueden albergar una fracción de material oscuro que consista en agujeros negros o materia oscura, cuya presencia, en ambos casos, es para la ciencia totalmente inesperada e inexplicable.